Economía circular de un vistazo - ZERO
569
post-template-default,single,single-post,postid-569,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
 

Economía circular de un vistazo

Economía circular de un vistazo

Llevamos más de 150 años, desde la Revolución Industrial, con un modelo económico basado en la extracción de recursos naturales para la fabricación de productos y servicios. Una vez finalizado su uso, los bienes de consumo se desechan como residuos. Este sistema es conocido como economía lineal y se basa en la hipótesis de que siempre habrá recursos naturales para atender la demanda de consumo.

Sin embargo, el crecimiento de la población mundial, el incremento en la demanda de bienes de consumo, la revolución tecnológica y la limitación de los recursos naturales provocan un necesario replanteamiento de este modelo lineal. Ante esta cultura basada en “extraer, fabricar, usar y tirar” surge la economía circular, como un nuevo modelo económico que imita el ciclo de vida natural, donde nada se desperdicia.

Economía circular implica la utilización de los recursos de un modo más respetuoso con el medio ambiente y “cerrar el círculo” del ciclo de vida de los bienes de consumo, favoreciendo la reparación, reutilización y el reciclado. En este paradigma los residuos no existen, son recursos valiosos que tienen una utilidad.

 

 

“En una senda circular, el PIB europeo podría crecer hasta un 11% para 2030 y un 27% para 2050, comparado con los porcentajes del 4 % y el 15 % del escenario actual”

 

 

Beneficios de la Economía Circular

Esta perspectiva aporta ventajas a nivel ambiental, social y económico. Economía circular habla también de ecodiseño, de economía colaborativa, de extraer el máximo valor y rendimiento de productos, servicios y recursos, de ahorrar energía y de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático.

Una de las referencias internacionales más destacadas en este ámbito es la Fundación Ellen MacArthur: considerando que el modelo de consumo lineal es insostenible en un mundo donde los recursos naturales son limitados, la Fundación promueve la transición circular y cuantifica los beneficios económicos de la misma en varios estudios. En su informe “Towards the Circular Economy” se muestran varios ejemplos de estas oportunidades:

  • Crecimiento económico: en una senda circular, el PIB europeo podría crecer hasta un 11% para 2030 y un 27% para 2050, comparado con los porcentajes del 4 % y el 15 % del escenario actual.
  • Ahorro de costes de materiales: los ahorros anuales de costes de materiales ascenderían a 630 billones de USD, el 8% del volumen de negocio anual. En el caso de bienes de consumo de alta rotación, se calcula un potencial adicional de hasta 700 billones de USD a nivel mundial.
  • Creación de empleo: el fomento del uso de materiales reciclados podría crear 100.000 nuevos empleos en los próximos cinco años.

 

Europa coge las riendas

Conscientes de la importancia del modelo económico circular, la Comisión Europea ha adoptado un ambicioso paquete de medidas, que van desde la producción y el consumo a la gestión de residuos. Para ello, movilizará 5.500 millones de euros para gestión de residuos y 650 millones de euros en el marco del programa Horizonte 2020 para inversiones en economía circular.

Ya sea por un compromiso de reducción del impacto ambiental, por un marco normativo cada vez más exigente en materia medioambiental o por la apertura de nuevos mercados, la economía circular se ha convertido en una oportunidad que las empresas no pueden dejar pasar.

 

Video sobre economía circular. Fuente: Whymaps / Cotec.